En el caso de que seleccione "aceptar" utilizamos cookies que no son necesarios desde un punto de vista técnico (también de terceros), para ofrecerle una oferta online de fácil uso y mejorar nuestro servicio para adaptarlo aún mejor a sus intereses. Su consentimiento puede revocarlo en cualquier momento aquí. Los cookies necesarios desde un punto de vista técnico también los usamos cuando usted no decide "aceptar".

Para rastrear su comportamiento de usuario, CLAAS utiliza también "Google Analytics". Google procesa sus datos de usuario para ofrecerle a CLAAS estadísticas anónimas sobre el comportamiento de usuarios. Google utiliza sus datos también para muchas finalidades propias (p. ej. formación de perfiles) y junta  sus datos con datos de otras fuentes. Google graba sus datos posiblemente fuera de la Unión Europea, p. ej. en los EEUU por Google LLC. Tanto Google como también organismos oficiales tienen acceso a los datos.  

Encuentra informaciones adicionales en nuestra declaración de protección de datos.

Aceptar

TERRA TRAC orugas

Inteligente desarrollo continuo.

La agricultura cambia. Para poder cumplir con las crecientes expectativas de los agricultores y contratistas en lo relativo al rendimiento de superficie, flexibilidad y poca presión sobre el suelo, CLAAS ha seguido desarrollando continuamente la tecnología TERRA TRAC.

TERRA TRAC orugas

Inteligente desarrollo continuo.

La agricultura cambia. Para poder cumplir con las crecientes expectativas de los agricultores y contratistas en lo relativo al rendimiento de superficie, flexibilidad y poca presión sobre el suelo, CLAAS ha seguido desarrollando continuamente la tecnología TERRA TRAC.

TERRA TRAC en LEXION.

El tren de rodaje de orugas TERRA TRAC ha demostrado su eficacia en más de 20 años de trabajo práctico y es desarrollado de forma continua para cumplir con las grandes expectativas de nuestros clientes. Actualmente cerca de un tercio de todas las LEXION y la mitad de las máquinas híbridas LEXION están equipadas con TERRA TRAC.

Nuestros clientes valoran especialmente:

  • Cuidado del suelo con una presión sobre el suelo un 66% menor que con la máquina de ruedas (Cranfield University, 2006)
  • Cambio rápido de parcela con hasta 40 km/h con una anchura de transporte conforme al código de circulación
  • Gran confort de conducción con la cinemática patentada y el inteligente concepto de amortiguación del tren de rodaje
  • Mayor rendimiento de campaña con tiempos operativos más largos y una buena tracción con un patinaje mínimo
  • Guiado suave del cabezal y buen seguimiento de la rodada con una conducción tranquila
  • Gran estabilidad en pendientes con una gran superficie de apoyo
  • Potencial de ahorro de costes con el cuidado de la estructura del suelo y un posterior trabajo del suelo menos laborioso

Buen confort de conducción, una mayor velocidad de avance y una menor anchura de transporte facilitan y aceleran el cambio de parcela.

Especialmente con cabezales anchos, los trenes de rodaje TERRA TRAC ayudan enormemente a guiar el mecanismo de corte de manera homogénea y tranquila

Nueva cinta de rodaje: La cinta de rodaje de último desarrollo con una nueva distribución de las galerías aguanta durante más tiempo los esfuerzos de circular por carretera

Para los diferentes modelos LEXION están disponibles en total cuatro diferentes cintas de rodaje TERRA TRAC en tres anchuras: 635 mm, 735 mm y 890 mm para cereal y 890 mm para arroz.

LEXION TERRA TRAC en el banco de pruebas.

No es casualidad que los trenes de rodaje de orugas TERRA TRAC ocupen el liderazgo a nivel mundial. En la práctica se ha acreditado miles de veces este concepto de transmisión. Desde un punto de vista científico, las ventajas han sido documentadas con un estudio realizado por la Cranfield University en Silsoe, Gran Bretaña (2006). Se determinaron las compactaciones en el suelo con la ayuda de un penetrómetro, mostrando claramente las diferencias entre los neumáticos y la oruga:

  • En comparación con neumáticos de gran tamaño 800/65 R 32, el dispositivo de avance TERRA TRAC reduce la presión del suelo de la cosechadora en aprox. un 66% y lo mantiene con cuidadosos 0,8 bar.
  • A pesar del mayor peso, el sistema TERRA TRAC causa una menor deformación del suelo. En una profundidad de entre 10 y 60 cm esto equivale en el estadio a una deformación del suelo en media un 65% menor en comparación con los neumáticos 900/60.
  • Las orugas muestran primero una mayor compactación hasta una profundidad de 12 cm – por debajo la compactación se reduce rápidamente. A 40 cm de profundidad ya no existe una diferencia estadísticamente significante con respecto al suelo no compactado. (Con neumáticos la compactación aumenta hasta 20 cm y permanece casi constante hasta 70 cm.)
  • Las compactaciones producidas en el suelo por los trenes de rodaje se encuentran cerca de la superficie, de manera que pueden ser retiradas con las medidas habituales de trabajo del suelo.
  • El tren de rodaje de orugas crea un "camino" por el que marchan los neumáticos traseros, evitándose con ello compactaciones adicionales.
  • Con las necesidades de potencia muy inferiores para el consiguiente trabajo del suelo, se reducen los costes de combustible y laborales.

  • Compactación del suelo medida con neumáticos y tren de rodaje de orugas

    Fuente: Dirk Ansorge, Cranfield University, Silsoe (2006)

  • Necesidad de fuerza de tiro medida para la descompactación tras el paso de neumáticos y el tren de rodaje de orugas

    1 Descompactación tras neumáticos (240 CV necesarios)
    2 Descompactación tras tren de rodaje de orugas (88 CV necesarios)

    Ventajas para el consiguiente trabajo del suelo:

    Debido a una menor compactación del suelo se pueden ahorrar combustible y tiempo laboral para el consiguiente trabajo del suelo. Las necesidades de fuerza de tiro para la descompactación con una profundidad de 45 cm son con el tren de rodaje de orugas un 36% menores que al utilizar una cosechadora de ruedas. Las compactación más plana de las orugas permite reducir la profundidad de trabajo en 10 cm y logra con ello una reducción adicional de las necesidades de fuerza de tiro de 240 CV a 88 CV. Esto significa una reducción de la potencia necesaria en un 63%.

    Fuente: Dirk Ansorge, Cranfield University, Silsoe (2006)